Cómo estimular el perineo

Una práctica del sexo tántrico consiste en apretar el perineo del hombre justo antes de que este vaya a eyacular, para evitar la expulsión del semen. Aunque ésta técnica no ha sido evaluada de forma científica no se recomienda practicarla sin haberse informado ampliamente sobre esta variedad sexual ya que un mal uso podría ser perjudicial.

La zona que se encuentra entre los genitales y el ano, justo entre las piernas, recibe el nombre de perineo, y es uno de los puntos erógenos más importantes e inexplorados del cuerpo humano. Al ser un lugar tan íntimo y recóndito, permitir que alguien acceda a el es ya excitante de por sí. Pero además la cantidad de terminaciones nerviosas que posee hace que su estimulación sea muy placentera.

¿Cómo hacerlo? Se puede empezar con los dedos, suavemente, despacio, incrementando poco a poco la presión como si se tratara de un masaje. También se puede probar con la lengua, como parte del sexo oral. Una tercera posibilidad de cara a la mujer, consiste en que el hombre juegue con su pene en esa zona antes de penetrar a su compañera.

Si por cualquier motivo no se desea practicar el coito ella puede cerrar las piernas con el pene de él entre ellas, y entre los dos simular un acto sexual. Eso sí, el perineo no lubrica, así que procurad usar algún aceite o crema hidratante. En el hombre aquí es donde se encuentra el mítico punto G, así que es un lugar a explorar que no debemos olvidar.