Mejora tu salud sexual con cinco pasos

Mantener una buena salud sexual no se refiere solamente a la ausencia de enfermedades o disfunciones, sino al bienestar físico, mental y social relacionado con la sexualidad. Más allá del campo de la maternidad y las relaciones sexuales, la salud sexual tiene que ver con que nuestros derechos sexuales sean respetados. Para ello, mejorar en estos cinco aspectos te ayudará bastante:

Desarrolla la complicidad con tu pareja

Una buena complicidad es fundamental para alimentar el deseo, fomentando la comunicación y que cada cual exprese al otro sus aspiraciones. Algunas de las claves son tratar de mantener el contacto físico lo más posible con la pareja, si puede ser diariamente y evitar arreglar los problemas por los que atravesamos a través del sexo.

Busca más tiempo libre

La falta de tiempo y el cansancio pueden hacer mella en una relación. Es importante que podamos buscar momentos de intimidad con la pareja y tiempo para estar relajados. Tenemos jornadas muy cargadas de trabajo, estudios u obligaciones y al final del día a la hora de llegar a casa no quedan casi ganas más que de descansar. Por ello, busca huecos en tu tiempo para estar con tu pareja, así mejorará la relación cualitativa y cuantitativamente.

Fomenta tu autoestima

Que cada uno se encuentre bien con su propio cuerpo y haga un trabajo de autoconocimiento es fundamental de cara a una buena y saludable relación sexual. Sabiendo lo que queremos, cómo es tu cuerpo, a qué estímulos respondes más, qué es lo que te provoca más placer o tus preferencias sexuales y límites, ganarás mucha más experiencia y sabiduría a la hora de comunicarte con tu pareja. Pararse a sentir nuestro cuerpo, qué es lo que nos quiere decir en cada momento y cuidarnos tanto física como psicológicamente, son armas potentes.

Usa la imaginación

Hay personas que con una poderosa imaginación han podido llegar a tener un orgasmo sin estímulos externos. La imaginación, la capacidad de ser más creativo en tus relaciones, puede llegar a hacer milagros. Ten una actitud activa, siéntete libre y comunica siempre. Trata de cambiar las cosas que no te gusten y probar cosas nuevas cada día.

Haz deporte

Parece un tópico pero el deporte nos ayuda en todos los aspectos de la vida. Realizarlo habitualmente nos ayuda a aumentar la capacidad cardiovascular, la elasticidad, nos brinda una mejor capacidad física para invertir más tiempo en las relaciones sexuales, nos da más sensibilidad, más endorfinas, orgasmos más intensos y prolongados y hasta mejores erecciones.